Naked cake de camomila con cheesecake de fresas y mermelada casera

abril 25, 2018

CHAMOMILE NAKED CAKE FILLED WITH STRAWBERRY CHEESECAKE AND HOMEMADE STRAWBERRY JAM
(Scroll down for the English recipe)



Érase una vez un rey que tenía doce hijas, a cual más hermosa.
Dormían todas juntas en una misma sala, con las camas alineadas,
y por la noche, a la hora de acostarse,
el Rey cerraba la puerta con llave y echaba el cerrojo.
Mas por la mañana, al abrir de nuevo el aposento,
advertía que todos los zapatos estaban estropeados de tanto bailar
sin que nadie pudiese poner en claro el misterio. [...]


Las doce princesas bailarinas.
Hermanos Grimm, 1812.




Así comienza nuestro cuento de hoy. Así comienza el cuento del mes en nuestro reto Una Galleta, un Cuento


Este mes va de princesas, pero no de una sino de doce. Doce princesas demasiado caprichosas, poco obedientes e incluso podríamos decir que malvadas. Doce princesas que por conseguir lo que quieren incluso llevan a la muerte a príncipes de otros reinos que vienen a descubrir cuál es su secreto.






...una forma de no perder
la identidad de su país...




En esta historia tan truculenta nos ha metido Blanca de Tú ves y yo hago este mes al resultar ganadora el mes pasado en el reto anterior de El traje nuevo del emperador. El título del cuento es Las doce princesas bailarinas. Un cuento de los hermanos Grimm, que publicaron en 1812. 






Según parece los hermanos Grimm conocieron esta historia a través de unos amigos suyos, los Hauxhausens, que a su vez la habían escuchado en la ciudad alemana de Münster. ¿Sabías que los hermanos Grimm decidieron recopilar toda la tradición oral alemana de cuentos como una forma de no perder la identidad del país ya que Alemania había sido invadida por las tropas de Napoleón y el nuevo gobierno pretendía que se suprimiesen las culturas locales?




Las obras de los hermanos Grimm han sufrido ediciones renovadas, incluso por ellos mismos, desde su publicación. Muchas de sus obras reflejaban la sociedad de la Edad Media y claro, muchas de las acciones que en ellas se relatan, no cabían luego en la cabeza de la sociedad en la que ellos vivían. Por ejemplo, en Hansel y Gretel, en la historia original, es la madre la que abandona a los niños en el bosque. Tuvieron que cambiar el personaje por una madrastra porque a nadie le cabía ya que una madre dejara a sus hijos solos en el bosque. Sin embargo, parece ser que en la Edad Media, no era raro.





Volviendo a nuestro cuento. Estas doce princesas tan fanáticas del baile no van a probar ni un trocito de este pastel tan precioso que hemos hecho. Flores, fresas, camomila,... todo lo podemos encontrar en los bosques que atravesaban para ir a su baile. Un bosque dorado, otro plateado y otro de diamante, como los lazos con los que hemos coronado nuestra tarta. El bizcocho de camomila es una auténtica delicia. Su sabor es suave y aromático y con la fresa queda espectacular. El cheesecake de fresas no lleva cocción. Se hace muy rápido y resulta muy suave.




Al principio no pensé en cómo quedaría ese cheesecake con el bizcocho encima. Cuando lo planté encima, el cheesecake se abombó un poco. Solución: una barrera de ganache de chocolate blanco que endureciera y que mantuviera a salvo el cheesecake del hundimiento. Se hundía un poquito pero menos. Luego, una buena capa de crema de queso y listo. Lo que sí te aconsejo es que el cheesecake sea un poco más pequeño en diámetro que el bizcocho. De esa manera, el borde lo rellenas con el ganache de chocolate y ya no hay quien abombe aquello. De todo se aprende.


¡Vamos a ver la receta!

NAKED CAKE DE CAMOMILA CON CHEESECAKE DE FRESA Y MERMELADA CASERA

Ingredientes:

Para el bizcocho:

185 gr. de leche
2 cucharadas de camomila (manzanilla) desecada (o 4 bolsitas de té de manzanilla)
250 gr. de harina + 65 gr. más para el final
250 gr. de azúcar
2 cucharaditas de levadura química (polvos de hornear)
1/2 cucharadita de sal
225 gr. de mantequilla sin sal reblandecida pero aún fría
3 huevos L
1 clara de huevo L
1 cucharadita de extracto de vainilla


Para el almíbar:

2 cucharadas de camomila desecada
100 gr. de azúcar
125 gr. de agua
2 cucharadas de ron blanco (opcional)


Para la mermelada de fresas:

200 gr. de fresas sin rabito
100 gr. de azúcar
2 cucharadas de zumo de limón


Para el cheesecake de fresa:

250 gr. de fresas limpias
1 cucharada de azúcar avainillado o 1 cucharadita de extracto de vainilla
50 gr. de azúcar
5 láminas de gelatina Mercadona
100 gr. de nata para montar 
250 gr. de queso en crema

Para el ganache de chocolate:

90 gr. de chocolate blanco
30 gr. de nata para montar

Para la crema de queso:

100 gr. de crema de queso
100 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
75 gr. de azúcar glas

Decoración:

Fresas, camomila y polen


Sé que este pastel puede parecer complicado pero todo lo contrario. El bizcocho, la mermelada y el cheesecake lo preparamos el día anterior y ya tenemos la mitad listo. El sirope puedes hacerlo también el día antes y luego calentarlo un poco para mojar el bizcocho y que empape bien. El ganache y la crema de queso se hacen en un momento, con lo cual montarlo y se acabó. 

Preparación:

Del bizcocho:
  • Calentar el honro a 175ºC, calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • En un cazo, ponemos la leche y cuando comience a hervir, le añadimos la camomila. Removemos, apartamos del fuego, tapamos y dejamos reposar unos 30 minutos. Colamos y reservamos.
  • En un bol grande, mezclamos el azúcar, la harina, la levadura y la sal. 
  • Sacamos la mantequilla del frigo y con un rodillo, la aplastamos con golpecitos para que esté blanda pero siga fría.
  • Con la pala de mezclar de nuestra KA, batimos nuestra mezcla de azúcar mientras vamos añadiendo la mantequilla en 3 veces y batimos hasta que tenga textura de arena. Reservamos.
  • En otro bol, mezclamos los huevos, la clara, la vainilla y la leche con la manzanilla. 
  • Añadimos los líquidos a los sólidos en 2 veces y mezclamos bien. La mezcla quedará como cortada pero es así.
  • Añadimos la harina que teníamos en reserva. Terminamos de mezclar.
  • Forramos con papel de horno 2 moldes de 16-18 cm de diámetro y rellenamos con la misma cantidad de masa.
  • Horneamos durante unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro, el palillo salga limpio.
  • Sacamos del horno y dejamos que reposen en el molde durante unos 5-10 minutos.
  • Desmoldamos y dejamos que se enfríen totalmente.
  • Envolvemos con papel de plástico y reservamos hasta el día siguiente cuando montemos el pastel.
Del almíbar:
  • Ponemos en un cazo todos los ingredientes menos el alcohol si lo usáis. 
  • Dejamos que hierva hasta que el azúcar se derrita.
  • Retiramos del fuego, tapamos y dejamos reposar 30 minutos. Colamos y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. (Echamos ahora el ron y removemos).
  • Guardamos en el frigorífico hasta que vayamos a utilizarlo.
De la mermelada de fresas:
  • En un cazo, ponemos las fresas limpias y partidas en trozos de todos los tamaños, el azúcar y el zumo de limón. Mezclamos con una cuchara y dejamos que hierva a fuego lento hasta que la mezcla espese. 
  • Si quieres probar si la mermelada está lo suficientemente espesa, coge un plato y lo pones en el congelador. Cuando creas que está, lo sacas y le echas un poco de la mermelada. Inclinas un poco el plato y si la mermelada corre rápidamente todavía le falta. Tiene que correr lentamente.
  • Cuando esté espesa, quitamos del fuego, ponemos en un tarro de cristal y dejamos que se enfríe totalmente. La vamos a consumir entera así que no hace falta que el tarro esté esterilizado ni nada.
Del cheesecake de fresa:
  • Ponemos las hojas de gelatina a remojar en un bol con agua fría.
  • En un cazo, ponemos las fresas con la vainilla y el azúcar y calentamos a fuego lento hasta que el azúcar se derrita. Retiramos del fuego y trituramos. Aún caliente, le añadimos la gelatina escurrida y removemos hasta que se haya disuelto. Dejamos que se enfríe totalmente.
  • Montamos la nata y reservamos.
  • En un bol, batimos el queso en crema y le añadimos el puré de fresas. Mezclamos bien.
  • Le añadimos la nata y la incorporamos con una espátula.
  • Preparamos un molde desmontable de 16-14 cm de diámetro (unos dos centímetros más pequeño que el de nuestro bizcocho)* con papel de horno.
  • Añadimos la mezcla y dejamos que endurezca unas 5-6 horas o hasta el día siguiente.
  • *Si no tenéis molde más pequeño, puedes hacerlo en uno mayor y luego cortarlo hasta que quede del tamaño adecuado.
Del ganache de chocolate blanco:
  • En un cazo, ponemos a hervir la nata.
  • En un bol, ponemos el chocolate en trocitos.
  • Añadimos la nata al chocolate y dejamos 2-3 minutos sin tocar.
  • Removemos hasta que el chocolate se haya derretido.
  • Dejamos enfriar hasta que haya cogido consistencia.
De la crema de queso:

  • En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjosa.
  • Añadimos el queso y batimos hasta incorporar. No demasiado para que no se licue.
Montaje:

  • Igualamos los bizcochos y ponemos la base en un soporte de tartas.
  • Ajustamos la medida del cheesecake a la de los bizcochos si hace falta. Recordad, un poco más pequeña.
  • Empapamos la base con el almíbar.
  • Con el ganache de chocolate blanco, metido en una manga pastelera con boquilla redonda, delineamos el borde del bizcocho.
  • Rellenamos el interior con la mitad de la mermelada.
  • Metemos en el frigorífico unos 15 minutos.
  • Colocamos el cheesecake encima.
  • Con el ganache, cubrimos todo el lateral del cheesecake.
  • Cubrimos el cheesecake por encima con el resto de la mermelada de fresas.
  • Empapamos el otro bizcocho con un poco de almíbar y lo colocamos encima de la mermelada.
  • Metemos en el frigorífico unos 30 minutos.
  • Con una paleta, vamos untando nuestra crema de queso de forma que nos quede parcialmente cubierto, no del todo. Aunque podéis doblar la receta y cubrirlo entero.
  • Decoramos con las fresas partidas, las camomilas o manzanillas y el polen.
  • ¡A disfrutar!
¿Alguien quiere un trocito?




Mira qué corte más bonito tiene y el sabor es espectacular. Mi marido me dijo que era una de las tartas más ricas que había probado jamás, y os puedo asegurar que ha probado muchas, ¡jeje!


Bueno, espero que te haya gustado y que me digas si te han sorprendido los sabores que he mezclado. Espero tus comentarios que siempre me hacen mucha ilusión y contesto cuando me dejan.


¡Hasta pronto!




Si quieres ver lo que han hecho las chicas, haz click en nuestro logo y disfruta.




Con esta receta participamos en el "III Concurso de Fresas de Europa". Si quieres participar y ver las estupendas recetas que tienen en su blog con fresas, haz click aquí. (www.fresasdeeuropa.com)



PINEA NUESTRA RECETA AQUÍ

PIN IT HERE!!




CHAMOMILE NAKED CAKE FILLED WITH STRAWBERRY CHEESECAKE AND HOMEMADE STRAWBERRY JAM

Ingredients:

For the cake:

3/4 cup milk
2 Tablespoons  dried chamomile (or 4 bags of chamomile tea)
2 cups flour + 1/2 cup for the last part of the cake
1 1/4 cups sugar
2 teaspoons baking powder
1/2 teaspoon salt
1 cup unsalted butter, softened but cool
3 large eggs
1 large egg white
1 teaspoon vanilla extract

For the syrup:

2 Tablespoons dried chamomile
1/2 cup sugar
1/2 cup water
2  Tablespoon white rum (optional)

For the homemade strawberry jam:

1 cup fresh chopped strawberries
1/2 cup sugar
2 Tablespoons lemon juice, freshly squeezed

For the strawberry cheesecake:

1 1/4 cup strawberries, fresh chopped
1 teaspoon vanilla extract
1/4 cup sugar
5 gelatin sheets
1/2 cup whipping cream
8.8 oz. cream cheese

For the white chocolate ganache:

1/2 cup white chocolate chips
1/8 cup whipping cream

For the cheese cream:

3.5 oz. cream cheese
3.5 oz unsalted butter at room temperature
2/3 cup icing sugar

For decoration:

Fresh strawberries
Chamomile flowers
Pollen


Directions:

For the cake:

  • Preheat the oven to 350ºF, heat up and down, no fan.
  • In a saucepan, heat milk and bring to boil. Then, add chamomile. Stir, remove from the heat, cover qith a let steep for 30 minutes. Strain and set aside.
  • In a large bowl, mix sugar, flour, baking powder and salt.
  • Take out butter from the fridge and smash with a rolling pin until soft but still cold.
  • With the paddle attachment, whisk sugar and incorporate butter in three batches.Mix until crumbly.
  • In another bowl, mix eggs, vanilla and milk mixture.
  • Add liquid ingredients to solid in two times, beating well after each addition.
  • Batter will look like curdly but it's ok.
  • Add the remaining flour we had apart and mix.
  • Wrap 2 16-18 cm diameter molds with some parchment paper.
  • Split the batter into 2.
  • Bake for 45 minutes or until a toothpick inserted comes out clean.
  • Remove from the oven and let cool in the mold for 5-10 minutes.
  • Then, remove from the mold and let cool completely in a wire rack.
  • Cover with some plastic wrap if you are going to use them the day after.
For the syrup:

  • Place in a saucepan all the ingredients except for the rum.
  • Bring to boil until sugar is dissolved.
  • Remove from the heat, cover and let steep for 30 minutes. Strain.
  • Add rum and stir.
  • Keep into the fridge until used.
For the homemade strawberry jam:

  • Place strawberries, sugar and lemon juice in a saucepan, stir and bring to boil until thickens.
  • If you want to try if your jam is ready, place a dish into the freezer when you start to make your jam. Take it out and add a teaspoonful of your jam in it. Tilt the dish and if the jam moves fast it is not ready.
  • Remove from the heat, place in a glass jar and let cool completely.
For the strawberry cheesecake:

  • Place gelatin sheets ina bowl with cold water.
  • Place sugar, vanille, and strawberries in a saucepan and heat to low heat until sugar is dissolved. Blend and return to the saucepan.
  • Drain gelatin, place in the saucepan and stir until is dissolved.
  • Remove from the heat and set aside.
  • Whip the whipping cream.
  • In a bowl, whisk cream cheese and add strawberry puree. Mix well.
  • Add whipped cream and stir using a spatula.
  • Wrap a springform mold (16-14 cm diameter) with some parchment paper.
  • If you don't have such a mold, use a bigger one and then, cut until you get the size needed.
  • Fill the mold, cover with plastic film and keep into the fridge for 5-6 hours or overnight.
For the white chocolate ganache:

  • In a saucepan, bring whipping cream to boil.
  • In a bowl, place chopped white chocolate.
  • Pour whipping cream on top and let stay for 2-3 minutes without stirring.
  • Stir until chocolate is melted.
  • Let cool until thickens.
For the cheese cream:
  • Whisk butter and icing sugar until light and fluffy.
  • Add cream cheese and whisk until incorporated. 

Assembling:

  • Level the cakes and place the bottom part on a cake stand.
  • Brush the bottom cake with some chamomile syrup.
  • Cover the edges of the cake with some ganache.
  • Fill the centre with half of the strawberry jam.
  • Keep into the fridge for 15 minutes.
  • Place cheesecake on top.
  • Cover cheesecake edges with ganache.
  • Fill the centre with the remaining jam.
  • Brush the top cake with some syrup and place on top.
  • Keep into the fridge for 30 minutes.
  • With a bakery spatula, frost the cake with the cheese cream to look like a naked cake.
  • Garnish with some strawberries, chamomile flowers, and some pollen.
  • Enjoy!
I hope you like it!

See you soon!!



Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas