MINI MUFFINS DE ARÁNDANOS CON FROSTING DE LIMÓN RECETA DE The Hummingbird Bakery Cookbook

octubre 16, 2013

BLUEBERRY MINI-MUFFINS WITH LEMON FROSTING from The Hummingbird Bakery Cookbook

     Para hacer esta receta se han juntado varias cosas que quería hacer. Una, tenía unas ganas horribles de seguir con mi andadura entre las recetas de mi libro The Hummingbird Bakery Cookbook. Hacía tiempo que no hacía nada de él y lo echaba de menos. Dos, tenía también antojo de arándanos. Me gustan mucho los frutos rojos y, siempre que puedo, los compro. No son muy normales por aquí y la verdad es que son un poco carillos pero, un día es un día, y merece la pena porque están buenísimos. Los arándanos, las frambuesas, las grosellas, ... todos estaban en el stand del supermercado y me decían, "Llévame, llévame...", así que me llevé dos bandejitas de arándanos. 



     He de confesaros que mientras hacía la receta me comí unos cuantos, bueno,... más de unos cuantos, vamos, que casi tengo que buscarme otra receta porque ya no me quedaban para poner nada, jeje! Están tan buenos...



     Y tres, quería estrenar unas cápsulas que compré en Ikea muy bonitas de colores verde, azul y morado y que me vendrían muy bien. Lo que ocurrió es que son un poco pequeñas, y sabéis que los muffins son como unas magdalenas bien grandes, por eso, los míos son mini-muffins. Por esa misma razón, aunque la receta del libro ponía para unas 12 unidades, a mi me salieron unos 24, pero bueno, no quedaron ninguno.
     Bueno, os dejo ya con la receta para que os animéis a hacerla y me contéis qué tal.


     Como veis, he estado practicando con la manga. Quería hacer una decoración que fuera más informal, no tan seria como la rosa de Wilton, y creo que la que elegí les viene muy bien. Quedaron estupendos.

MINI MUFFINS DE ARÁNDANOS CON FROSTING DE LIMÓN RECETA DE The Hummingbird Bakery Cookbook

Ingredientes:

Para los muffins:

360 gr. harina normal
370 gr. azúcar caster
1 cdta. sal
1 1/2 cdta. levadura química
1/2 cdta. bicarbonato sódico
375 ml. buttermilk
1 huevo
1/2 cdta. extracto de vainilla
70 gr. mantequilla derretida
250 gr. arándanos (separar unos cuantos para la decoración)

Para el frosting de limón:

250 gr. azúcar glas (icing sugar)
80 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 cdas. de ralladura de limón
25 ml. de leche entera
2 cdas. lemon curd


Preparación:

De los muffins:
  • Precalentar el horno a 170ºC. Poner las cápsulas en el molde para muffins.
  • Poner el azúcar, la harina, la levadura, la sal y el bicarbonato en un mezclador eléctrico manual y batir a velocidad baja para que se mezclen bien todos los ingredientes.
  • Poner la buttermilk, el huevo y el extracto de vainilla en una jarra y mezclar hasta que estén bien combinados. Verter lentamente en la mezcla de harina mientras batimos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  • Verter entonces la mantequilla derretida y batir hasta que se haya incorporado a la mezcla. Poner el mezclador a velocidad media y batir hasta que la masa este suave y cremosa.
  • Por ultimo, echar los arándanos suavemente y mezclarlos con la masa con ayuda de una cuchara de madera y con movimientos envolventes para que no se rompan.
  • Con una cuchara, ir echando cantidades de masa en las cápsulas preparadas. Llenarlas unos 2/3 y hornear durante unos 20-25 minutos (o 30 para mi horno) o hasta que estén dorados y la masa este esponjosa si la tocas. Insertar un palillo y si sale limpio, ya están listos. Dejarlos enfriar un poco (unos 10 minutos) en la bandeja antes de pasarlos a una rejilla para que se terminen de enfriar completamente.
Del frosting:
  • Poner en un bol el azúcar glas, la mantequilla y la ralladura de limón. Batir con un mezclador eléctrico manual a velocidad media-baja hasta que esté todo bien mezclado.
  • Bajar la velocidad e ir añadiendo la leche poco a poco batiendo hasta que esté bien incorporada.
  • Añadir también el lemon curd y mezclar bien.
  • Subir la velocidad y continuar batiendo hasta que el frosting esté suave y cremoso, por lo menos 5 minutos. Mientras más lo batamos más suave y cremoso estará.
  • Cuando los muffins estén fríos, adornarlos con el frosting.

     Los muffins quedaron muy jugosos y el frosting de limón le aportaba más ligereza y frescor, que todavía hace un poco de calor y, aunque tengo unas ganas horrorosas de ponerme a hacer bizcocho de calabaza, todavía no se me ha hecho el cuerpo. Esperaré a Halloween, aunque ya he hecho unas cositas que seguro os gustarán. En el próximo post las pondré.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas