ROCAS DE CHOCOLATE CON CEREALES Y FRUTOS SECOS

febrero 21, 2013

ROCAS DE CHOCOLATE CON CERELAES Y FRUTOS SECOS

     Esta receta que os presento hoy es un gran invento y creo que no hay cosa más sencilla de hacer, que salga tan buena. La hice para el cumpleaños de mi hijo pequeño que, como era una fiesta pirata, fueron las rocas de la isla. Quedaron muy bien y sabían aún mejor. Lo bueno de esta receta, es que si no eres muy apasionado del chocolate negro, puedes hacerla con chocolate con leche o chocolate blanco y, además, si al chocolate blanco le echas algún color, puedes tener rocas como un arco iris. Pueden quedar estupendas, tengo que hacerlas para alguna merienda infantil.
     Como véis, las hice con chocolate negro y chocolate blanco y salieron riquísimas.
 
    
     A partir de ahora, voy a iros poniendo algunas recetas que están deliciosas y que no necesitan horno. Ya empieza a hacer buenos fines de semana por aquí, y apetece irse de picnic, a la playa, al campo... Estas recetas que os daré son ideales para ello y, por ejemplo, yo, como en la playa no tengo horno, vienen genial para esos días de vacaciones que no quieres liarte mucho, pero si apetece algo dulce.
 
ROCAS DE CHOCOLATE CON CEREALES Y FRUTOS SECOS (CHOCOLATE STONES WITH CEREALS AND NUTS)
 
Ingredientes:
 
250 gr. chocolate fondant (yo utilicé Nestlé Postres)
100 gr. cereales (yo utilicé Kellog's Special K)
35 gr. avellanas tostadas
25 gr. nueces peladas
 
Preparación:
 
  • Trocear el chocolate y fundirlo al baño maría (o en el microondas).
  • Una vez fundido, añadir las avellanas y las nueces partidas en trocitos pequeños y mezclar bien. A continuación, echar los cereales y volver a mezclar bien todo el conjunto.
  • Con ayuda de una cuchara, hacer unas rocas de tamaño uniforme y dejarlas en una bandeja que habremos forrado previamente con papel de horno.
  • Dejar que se enfríen o, si tenéis prisa, meterlas en el frigorífico hasta que se endurezcan.
 
     Si queréis conservarlas bien, sólo tenéis que meterlas en una bolsa de plástico, dentro de una caja hermética y se mantendrán crujientes.

 
     También quedan ideales como regalo  DIY o para llevar cuando te invitan a comer o cenar. Como os digo, dan mucho juego y están riquísimas.
 

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas