PAN DE OLLA

noviembre 04, 2013

BREAD IN A POT


     Hoy me he levantado con la convicción de que debo ir metiendo poco a poco cositas saladas en mi blog. Aunque el dulce sea la base y la inmensa mayoría de las recetas seguirán siendo dulces, creo que debería dedicarle aunque sea un pequeño apartado a todas las cosas saladas que hago, que están buenísimas y que también podría compartir con vosotros. De momento, es sólo una idea pero, como ya he hecho varias recetas de pan,  aquí os dejo esta otra para que la probéis porque está muy bueno.



     Esta receta la he sacado de un blog nuevo que seguro dará que hablar porque tiene cosas muy ricas. Se llama Media ración doble, por favor, pasaros y lo veréis vosotros mismos. De todas formas, la original es de la página Simply So Good donde además te enseña un montón de otras variedades con hierbas aromáticas, grosellas, naranja y almendras, toda una delicia, que pronto haré y os enseñaré, no tengáis duda. Además, tiene un genial paso a paso que os ayudará un montón.


     Las recetas de pan me encantan pero me cuesta ponerme a ello por la cantidad de horas que hay que dejar que la masa suba y demás. En ese sentido soy un poco impaciente pero, como ha habido un puente y no tenía prisa, me decidí a hacer este pan de olla que quedó buenísimo y nos lo tomamos para desayunar recién hecho. ¡¡Uhmmm!! Delicioso.
     Para hacerlo hará falta una olla de hierro o cualquier olla que se pueda meter en el horno. Lo que hay que tener cuidado es de que NO tenga ningún componente de PLÁSTICO o armaremos una buena.

BREAD IN A POT

Ingredientes:
3 cups harina de fuerza
1 3/4 cdta. sal
1/2 cdta. levadura rápida de panadería
1 1/2 cups agua

Preparación:
  • En un bol grande, mezclamos la harina, la sal y la levadura con unas varillas.
  • Añadimos el agua, no hace falta que esté caliente ni nada de eso, poco a poco y vamos removiendo con una espátula.
  • La masa estará muy pegajosa y parecerá un desastre pero no os preocupéis que es así.
  • Tapamos el bol con papel de film y lo dejamos reposar unas 12-18 horas a temperatura ambiente. NO SE PUEDE METER EN EL FRIGORÍFICO.
  • Después de unas 12 horas, la masa habrá subido y seguirá siendo muy pegajosa.
  • Ahora ponemos el horno a precalentar a 230ºC, sin ventilador. Cuando haya alcanzado esa temperatura, ponemos la olla a media altura, y la precalentamos durante otros 30 minutos más. 
  • Mientras se calienta la olla, sacamos la masa del bol y la ponemos sobre un papel de horno enharinado a conciencia. La cubrimos con papel de film y la dejamos reposar durante 30 minutos, los mismos que la olla estará calentándose.

    (Yo lo volví a meter en el bol, con el papel, pero lo podéis dejar fuera sin problemas).
  • Pasados los 30 minutos, quitar el papel film y meter la masa con el papel de horno dentro de la olla. CUIDADO estará muy caliente y podéis quemaros.
  • Meted la olla en el horno con la tapa puesta y hornear durante 30 minutos. 
  • Una vez pasados los 30 minutos, quitad la tapa y volver a hornear 15-20 minutos más hasta que esté doradito por encima.

  • Quitamos el pan de la olla, como tenemos el papel, nos será más fácil sacarlo, y lo ponemos sobre una rejilla para que se vaya enfriando. Y listo, un pan recién hecho, buenísimo.
     Como nosotros somos muy impacientes, nos quemamos un poco la lengua por probarlo, jeje!!


     Con un poco de mantequilla y mermelada o simplemente con aceite, está buenísimo. Cuesta un poco cortarlo pero todo se arregla con un buen cuchillo. Además, un día después sigue blandito. Vamos, hoy me he desayunado un trocito que quedó. Bueno, espero que os haya gustado y que lo probéis porque merece la pena hacer pan en casa, aunque sólo sea una vez a la semana.
P.D. Tenéis que perdonarme que en las fotos ponga "pan" en vez de "pot". Me equivoqué pero ya no tenía las fotos originales y no lo he podido cambiar. Vamos, también se puede hacer en un molde, pero no queda igual. 

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas