TARTA DE CUMPLEAÑOS DE BLANCANIEVES CON BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO Y TUTORIAL

julio 26, 2013

SNOW WHITE BIRTHDAY  CAKE WITH WHITE CHOCOLATE BUTTERCREAM
  
  Hay pocas cosas que satisfagan más, por lo menos a mí, que ver la cara de los peques cuando reciben una tarta de cumpleaños de sus personajes favoritos. Esa sorpresa, esa ilusión que muestran no las cambio por nada. Por eso, cada vez me gusta más hacer tartas fondant para cumples. Es más, algunos amigos me mandan fotos con las caras de sus hijos, sobrinos, nietos y es que están para comérselos.
     Esta tarta de Blancanieves ha sido una tarta express. Normalmente me gusta tomarme mi tiempo haciendo los toppers y diseñando la distribución, pero claro, hay ciertas veces que no es posible y, ¿cómo voy a decir que no? Por supuesto, siempre dentro de unos límites. Pero yo, siempre que pueda, estoy dispuesta a hacer lo que sea. Esta tarta fue encargada un lunes para un martes, pero como estaba tan clara la temática, y era para una niña que cumplía 2 añitos, pude realizarla correctamente y creo que no quedó nada mal.

     Sabéis que me gusta mucho Pinterest y, si no lo conocéis, ¿a qué estáis esperando? Se encuentran cosas maravillosas por allí. Yo ya tenía en mente unos cuantos tutoriales sobre personajes de Blancanieves y vi la oportunidad perfecta para llevarlos a cabo. Al final os los pondré. Ahora, os dejo con la receta de la tarta que estaba riquísima.
     Pensé que para esta tarta vendría bien un zebra cake y es que, como la familia de la cumpleañera no quería mucho chocolate, un bizcocho que fuera mitad y mitad quedaba genial, aparte del efecto óptico tan bonito que tiene este pastel cuando se corta.

     El relleno fue un poco más complicado porque me quedé con la mente en blanco. No podía ser chocolate, porque ya os he dicho que no querían mucho, una buttercream de queso, pensé que no quedaría bien, y simplemente una crema de vainilla me parecía poco; así que, me decidí por una buttercream de chocolate blanco y no he probado una cosa más rica. A lo mejor, un poco dulce para mi gusto, pero muy buena, sí señor. Seguramente habrá miles de recetas por ahí, pero ésta me la inventé yo y aquí la comparto con vosotros.


TARTA DE CUMPLEAÑOS DE BLANCANIEVES CON BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO

Ingredientes:
Bizcocho zebra cake del cual os dejo aquí el enlace.

Buttercream de chocolate blanco:
125 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
300 gr. azúcar glass
3 cdas. de leche
50 ml. nata para montar
150 gr. chocolate blanco (yo usé Nestlé Postres)

Almíbar natural:
200 ml. agua
175 gr. azúcar

Preparación:
De la buttercream:
  • Poner a calentar la nata en un cazo al baño María. 
  • Partir el chocolate blanco en trocitos pequeños.
  • Cuando empiece a hervir la nata, echar el chocolate blanco y remover.
  • Retirar del fuego y seguir removiendo hasta que el chocolate esté totalmente derretido. Reservar.
  • En un bol grande, poner la mantequilla, el azúcar glas tamizada y la leche. Batir con el batidor de varillas manual hasta que esté cremoso y esponjoso. Unos dos o tres minutos a velocidad media-alta. (Si os hace falta, echar un poco más de leche pero sin pasarse porque luego viene el chocolate).
  • Verter el chocolate en la crema de mantequilla poco a poco y batir hasta que la mezcla sea homogénea y seguir batiendo unos 3 ó 4 minutos más hasta que tengo una consistencia cremosa.  

Del almíbar:
  • Como siempre, ponemos en un cazo el agua y el azúcar y cuando empiece a hervir, dejamos 4 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Montaje de la tarta:
  • Como casi siempre, corté el bizcocho en tres partes, empapé con el almíbar y rellené con ayuda de una manga con la buttercream de chocolate blanco. 
  • Damos una capa de crumbcoat y ponemos en el frigorífico una media hora. Pasado este tiempo, volvemos a dar otra capa de buttercream y volvemos a dejar otra media hora. 
  • Luego, con ayuda de una espátula y agua, alisamos la buttercream hasta que esté completamente lisa, para que nuestro fondant quede perfecto.
     Aquí os dejo el tutorial del enanito y el del conejo. Blancanieves y la ardilla fueron de cosecha propia y no pude hacer un paso a paso porque no tenía tiempo, pero os diré cómo las hice.



Os dejo unas fotos mías para que veáis que no era tan difícil



     La ardilla fue moldeada en fondant marrón clarito y luego, le pinté la cola, los ojos y la nariz. Quedó bastante aparente, ¡je,je!


     Y por último, Blancanieves. Me encantó hacerle la falda sobre la hierba. Para ello, empecé por hacerle toda la parte de las piernas. Cogí una bola de esas de corcho blanco medianas, que me harían de cuerpo y le pegué dos rulitos de fondant que harían las veces de piernas. Las acomodé a mi gusto, según quería que quedaran debajo de la falda. Cubrí con un trozo de fondant estirado blanco, que sería una especie de combinación, y luego, con fondant amarillo lo volví a cubrir todo, haciendo los pliegues de la falda tal y como quería, dejando que se viera parte del fondant blanco.
     Creo que el vuelo de la falda quedó muy bonito. Por lo menos, a mí me gustó.


     Como nota graciosa, puse el nombre de la niña con manzanitas rojas que hice una a una. Quedó bastante bonito. Claro, que era un nombre cortito. Menos mal, o si no, estoy todavía haciendo manzanas, ¡je,je!  


     Aquí tenéis el detalle de cómo quedaron en la tarta. Había una verde que era la envenenada, ¡ja,ja!



     Espero que os guste, y os ayude a realizar otras tartas como esta. 

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas