TARTA MINNIE

marzo 08, 2013

TARTA MINNIE

     Pero bueno, pero bueno, ¡qué cabeza la mía! Pues no que publico una fiesta de cumpleaños y se me olvida poner lo más importante: la tarrrtaaaa. Sí, amig@s mi@s, es un error fatal que tiene solución inmediata pero que no puedo perdonarme, sobre todo porque siempre que la veo me recuerda la cara de esa niñita de cuatro años cuando la vio. Fue para grabarla en vídeo porque toda ella se iluminó, parecía que estaba cumpliendo uno de sus sueños y cuando le preguntó a su mamá: Mamá, mamá, ¿todo esto se come? Fue para comérsela a ella. La verdad es que fue un cumpleaños genial y por eso, merece la pena meterse en todos estos líos.


     La verdad es que la tarta quedó muy bonita. Simple pero bonita. Pero creo que no hacía falta más. Después de mi primer curso de decoración de tartas fondant, me animé a prepararla y no quedó mal. Sé que tiene muchos errores que con la práctica y los trucos que se aprenden iremos subsanando en futuras tartas pero resulta muy aparente y puedes alegrar la vida de una niña y la de todas sus amigas fácilmente.
     No sé si os pasará a todas, pero a las cinco de la mañana estaba poniendo lunaritos en la tarta, no por falta de tiempo sino por insomnio. El querer que todo saliera bien, llevar las cosas echas casi en el último momento para que estuvieran como recién hechas, todo ese, podemos decir, estrés, no me dejaba dormir, así que a hacer lunares. Seguramente cuando tenga más experiencia sea todo más relajado, ¿o no?
     Como véis, al ser una tarta fondant, me decidí, como siempre, por un bizcocho consistente pero que a la vez fuese jugoso y tierno. Como a los anfitriones les encanta el chocolate, les preparé un bizcocho de chocolate (Chocolate Pound Cake) que ya había preparado anteriormente en la fiesta de cumpleaños Star Wars de mi hijo mayor y que quedó bastante bien. Esta vez la preparé en un molde de 20 cm y, aunque no quedó muy alta, luego le di altura con el frosting y quedó mejor.
      Bueno, aquí os dejo la receta.

     TARTA MINNIE

Ingredientes:
Bizcocho de chocolate (Chocolate Pound Cake)
Almíbar de chocolate
Frosting de chocolate (usé el mismo que para los Devil's Food Cupcakes)
1 1/2 kg. fondant (yo usé PME)
Colorante en gel rosa de Wilton.


  • Para la preparación del bizcocho usad el link que os he dejado del Chocolate Pound Cake. Lo nuevo que hay en esta preparación es que, para engrasar el molde, utilicé mantequilla y cacao en polvo en vez de harina. Este truco me lo enseñaron en E´Cakes y da muy buen resultado, sobre todo para los dulces que no van cubiertos con fondant. Si utilizas harina, se queda el chocolate blanquecino, de la mezcla de la mantequilla y la harina, y queda muy feo. Cambiamos la harina por cacao en polvo y listo. También forré la base con un círculo que recorté de papel de horno, para asegurarme de que iba a salir sin problemas.
  • Otra cosa nueva que añadí fue un almíbar de chocolate. Ésta ha sido la primera vez que lo he hecho y me ha encantado. Para ello, hacemos un almíbar normal, 100ml. agua, 100 gr. azúcar y una o dos cucharaditas de cacao en polvo (yo usé la marca VALOR). Lo ponemos a hervir durante 4 minutos y lo dejamos enfriar. 
  • Cortamos el bizcocho por la mitad, y pincelamos cada una de las caras con el almíbar.
  • Para hacer el frosting de chocolate, utilicé la misma receta que para los Devil's Food Cupcakes. Os he dejado arriba el enlace. Como sólo llevaba una capa de relleno de frosting y el que se utiliza para cubrir la tarta y que quede bien pegado el fondant, con esta medida quedó justo. Si queréis hacer una tarta mayor o con más capas, doblad las cantidades de la receta original. Después de cubrir la tarta con el frosting, hay que meterla en el frigorífico, por lo menos una hora, para que quede duro y podamos poner el fondant encima. Yo lo tuve toda unas cinco horas y quedó bien.
  • A la hora de comprar el fondant, no me decidía por cual y finalmente, elegí PME. Aquí os dejo un artículo del blog Harina y Huevo, que explica muy bien qué fondant utilizar en cada caso. La verdad es que resultó muy fácil de manejar y como todavía no hacía mucho calor, se portó muy bien. Para cubrir la tarta, como os pongo en la receta, utilicé un kilo y medio de fondant. Separé una pequeña parte para los lunares y el lazo que iban en blanco. Como los colores rosa que había en la tienda no me gustaron, decidí por teñir el fondant y, poco a poco, con paciencia, partí en cuatro trozos, más o menos iguales, el fondant blanco y me dispuse a teñirlos uno a uno.  No sé si esta técnica es buena pero a mi me sirvió porque, como iba echándoles a cada uno la misma cantidad de colorante, los cuatro me quedaron iguales prácticamente, y luego cuando los fui juntando, a base de amasar, quedaron muy uniformes y del color que quería. (Del colorante no os pongo qué cantidad usé porque fue a ojo y no lo recuerdo bien, pero vosotros podéis ir haciendo como yo hice. Echar poco a poco en una de las partes el colorante hasta dar con el color que os guste y luego repetir en las otras. 
  • Cubrimos con el fondant la base de la tarta y la tarta y nos ponemos a hacer lunares y los vamos pegando al fondant rosa. Podéis pegarlos con un poco de agua. No utilicéis alcohol porque os dará brillo.
  • Para hacer el lazo, os dejo aquí un tutorial que encontré en youtube y que no está mal. El mío tengo que mejorarlo. La próxima vez, será.


  • Para terminar, le añadí el lazo blanco con lunaritos negros, la vela de 4 añitos y una muñequita Minnie que luego se la quedaría de recuerdo y hasta durmió con ella.

     Bueno, espero que os haya gustado. Ahora me voy a dormir un poquito que parece que el insomnio se ha pasado.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas