TARTA FONDANT PATITOS Y GATITO

marzo 12, 2013

LITTLE KITTY & LITTLE DUCKLINGS BIRTHDAY CAKE


     Esta entrada es muy cortita porque sólo quería que viéseis la tarta que hice en el curso de iniciación a la decoración de tartas fondant en E´Cakes, mi tienda preferida de repostería y que ahora también tiene tienda online.




     La verdad es que nos lo pasamos muy bien y la tarta quedó estupenda, aunque como podéis ver, la combinación patos y gatos no es muy buena. ¿Qué estará pensando ese gatito ...? ¿Tendrá un poco de hambre? Al final del cuento, mi hijo mayor se come a los patitos, al gatito, las piedras y por supuesto, un trocito de tarta, jejeje! Es un caso malo. Le apasionan los dulces pero es que tiene a quien salirle.



     Os comento brevemente de qué era la tarta porque como no la hice yo, no os voy a poner la receta. (Es que en el curso nos dan todos los materiales incluidos bizcocho y buttercream). El bizcocho era una receta básica de bizcocho de vainilla. Podéis hacer la que yo utilicé para la tarta de fondant de R2D2 en la fiesta Star Wars. (Pinchad aquí para ver la receta). Lo partimos a la mitad, lo pincelamos con un almíbar de chocolate, como el que hice para la tarta de Minnie, y lo rellenamos con buttercream con sabor a mandarina. El aroma de mandarina que utilizamos era muy suave y tuvimos que echarle varias cucharadas para poder notar el sabor. Hay algunos aromas que con un poco basta, pero con éste no. Llevaba también algo de colorante naranja para lograr el color de la mandarina aunque en tono pastel, como las margaritas de la tarta.
     Para que el sabor del buttercream y el del fondant fueran a juego, utilizamos la marca Sodifer. Esta marca es portuguesa y todos sus fondants, sean blancos o de color, saben a naranja. Lo que ocurre, es que es un fondant muy duro y lo que hicimos fue mezclarlo con otro, Renshaw (éste tiene cierto sabor a regaliz). Así pudimos trabajarlo mejor. Supongo que, cuando haga más calor, el Sodifer irá genial, pero ahora en invierno, otro un poco más blando  vale. Os dejo aquí un enlace por si tenéis alguna duda sobre qué fondant utilizar. Para mí, la marca Satin Ice es la mejor, pero es más cara, así que normalmente uso PME que es un poco más barata y no está mal de sabor.


     Para cubrir este bizcocho de 18 cm. y la base, utilizamos 1 1/2 kgr. de fondant y lo teñimos en verde. La verdad es que sobró bastante y creo que a lo mejor, con 1.250 gr. o incluso 1kg. llegaríamos a tener suficiente. Pero bueno, más vale que sobre, que no que falte. Para hacer las figuritas mezclamos fondant con CMC para que la masa tuviese más elasticidad.
     El gatito y los patitos los modelamos a mano, siguiendo las instrucciones que nos iba dando Marga, ya sabéis, haciendo primero una bola para el cuerpo, y luego, dándole forma de gota; o haciendo cilindros y dándole forma para hacer las patas. La cabeza era una bolita también, y las orejas eran bolitas, aplastadas y luego con forma de triángulo. Con los patos se sigue la misma dinámica. La verdad es que fue divertido y creo que no se me dio muy mal hacer las figuritas. A ver, ...una que está acostumbrada a jugar con plastilina, ¡jejeje! 


    Para hacer las rocas con ese color como marmolado, mezclamos fondant blanco y fondant negro, pero sin llegar a mezclarlo por completo sino sólo un poco. Así queda como si fuesen rocas de río de verdad.
     Pero, lo que más me gustó fue cuando utilizamos el piping gel. ¿Eso qué es? - dije yo la primera vez que lo oí. Pues es un gel, como su nombre indica, que da un aspecto brillante a la superficie donde se pone, y por ejemplo, en el caso de nuestra tarta, crea un efecto de agua al estanque donde están los patos. Ponemos un poquito en una manga y cubrimos la superficie del estanque. Luego, con una espátula pequeña lo extendemos por toda la superficie y hacemos pequeñas ondulaciones para que imite el movimiento del agua. La verdad es que quedó genial. Lo único malo es que sobre el fondant verde no se aprecia  el color celeste que tiene el agua. Si queréis saber un poco más sobre el piping gel, os dejo un enlace de una página que he encontrado donde lo explican bastante bien.


    Si os habéis fijado en la cola de mi gato, está un poco mal y es que el pobre llegó un poco maltrecho porque era más grande que la caja y no cabía bien. No quiero decir quién, cerró la caja y la cola quedó imposible de reconstruir mejor.
     Bueno, espero que os haya gustado mi pequeño tutorial de tartas fondant. Al principio puse que iba a ser una entrada cortita y mira por dónde voy ya. Venga, a practicar con el fondant, que yo ya tengo otros proyectos en mente que veréis pronto.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas