KEY LIME PIE

marzo 15, 2013

TARTA DE LIMA Y MERENGUE

     Hoy os traigo una receta que quería poneros hace tiempo, pero como tiene un sabor tan refrescante, no me pegaba para el invierno y los fríos y lluvias que estaban haciendo. Así que, hoy que ha salido también el sol, como ayer, y que es posible que lleguemos a los 20ºC como ayer (¡qué bien, ya huele por aquí a primavera!) pues ha llegado el momento de publicarla.
     La verdad es que es una receta bastante sencilla y queda muy rica y aparente. Como sabéis, los cítricos me gustan mucho y esta tarta, que en principio puede parecer empalagosa por la leche condensada que lleva, no lo es en absoluto. Saqué la receta de uno de mis blogs favoritos Tú eres el chef y me gustó bastante por eso hoy os la pongo y también porque quiero concursar con ella en el concurso de Cocido de Sopa que acabo de enterarme y no sé si estaré aún a tiempo.


     "Con esta tarta participo en el concurso Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados promovido por el blog Cocido de Sopa".


KEY LIME PIE

Ingredientes:

Para la masa:
500 gr. galletas tipo Digestive
200 gr. mantequilla a temperatura ambiente

Para la crema:
1 lata grande de leche condensada
8 yemas de huevo
zumo de 4 limas
Ralladura de lima

Para la cobertura:
4 claras de huevo
1/2 cdta. cremor tártaro

Preparación:

  • Ponemos el horno a funcionar a 180ºC. Preparamos un molde bajo tipo tarta de manzana o pie.
  • Molemos las galletas hasta que se hagan polvo y mezclamos con la mantequilla. Una vez tengamos la masa bien homogénea, la pondremos sobre la base de nuestro molde con un espesor de 1 cm. aproximadamente. La extendemos con las manos hasta que quede más o menos lisa.
  • Metemos en el horno durante unos 15 minutos a 180ºC, a media altura, calor arriba y abajo, sin ventilador o hasta que esté dorada. Retiramos y dejamos enfriar.
  • Mientras se hornea, preparamos el relleno. Exprimimos 4 limas para conseguir el zumo y le añadimos la ralladura de 2 limas para acentuar el sabor de la crema.
  • Batimos las yemas de huevo y las mezclamos en un bol con la leche condensada,el zumo y la ralladura.
  • Vertemos la crema sobre la base de galletas ya fría y horneamos a 180ºC a media altura, calor arriba y abajo, sin ventilador  unos 20-22 minutos hasta que la crema esté bien cuajada. No pasarse para que no quede demasiado espesa luego.
  • Una vez hayamos sacado la tarta del horno tenemos que dejar que se enfríe al menos 2 ó 3 horas. Una vez bien fría, pasamos a montar el merengue para cubrirla.
  • Montamos las claras de huevo, con un poco de sal y el cremor tártaro para evitar que se bajen, a punto de nieve y, una vez listas, coronaremos nuestra tarta. (En vez de cremor tártaro podemos utilizar un poco de zumo de limón o de vinagre. Todos ellos son estabilizadores que hacen que las claras no se bajan cuando las hemos montado). Echamos el merengue sobre la tarta y con un mismo tenedor, podemos ir haciendo los piquitos, o si preferís, con una manga pastelera.
  • Para terminar, podemos meterla en el grill del horno para que quede bien tostado el merengue o con un soplete, quemar los piquitos.
  • Es preferible guardar la tarta en la nevera entre 4 ó 5 horas antes de servir para que esté bien fría y todos los ingredientes hayan aportado su sabor al conjunto. Aunque, lo mejor, es comérsela al día siguiente, cuando ya la galleta y la crema han quedado bien armadas y se han integrado al máximo.


     Si no tenéis limas, podéis hacerla de limón. Seguro que también queda muy rica.
     Bueno, aquí queda mi aportación para el concurso que espero que os guste. Ahora, a seguir con mi tarea que estoy horneando una tarta para un cumpleaños que ya os pondré. "No os perdáis el próximo episodio, amigos", ¡jejeje!.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas